Mis Escritos

Mis escritos

son gratutitos

copia y pega

y ya está.

Los derechos de autor son demasiado caros

son la excusa del depredador

para hacer dinero fácil

a costa del escritor.

Por eso prefiero confiar

en que se reconocerá mi autoría.

Por eso, yo regalo mi trabajo

siempre que reconozcan mi autoría...

Copia y pega y es todo tuyo,

con mi nombre en el final.

Gracias

Buscar este blog

viernes, 27 de junio de 2008

Me han hackeado otra vez

Nuevamente me han hackeado
entre virus y troyanos,
entre hackers y gusanos
ya me tienen perturbado.


Los malware intencionales
y los programas espía
son la trágica agonía
de estos tiempos anormales.


Los bandidos y los pillos;
suplantando identidad
con alevosa crueldad,
nos devoran los bolsillos.


Y la máquina se guinda;
sólo queda formatear
si es que queremos lograr
que la PC algo nos rinda,
continuando su trabajo.
¡Qué rabia me da, carajo!

miércoles, 25 de junio de 2008

Amor químico

Entre enlaces iónicos;
tan débiles como un concubinato,
y enlaces covalentes;
tan fuertes como un matrimonio,
van forjándose las moléculas
como si fueran familias
de un vecindario microscópico...


Y todavía hay quién cree
que el amor no existe.

miércoles, 18 de junio de 2008

Tu recuerdo

Dentro,
muy dentro de la piel,
más allá de los órganos
más allá de las células,
donde los fotones
del alma se aglutinan
forjando mi entendimiento:


¡allí conservo tu recuerdo!

jueves, 12 de junio de 2008

Presión tumoral

Presión tumoral bajo mis sienes,
me dejan cegueras, me auguran insensibilidades
y me coartan las ganas de vencer apatías
y modalidades siniestras.


Presión tumoral bajo tu enagua
me debilita tejiendo en mi sangre
letanías y epílogos y epítetos
y contingencias irreales.


Presión tumoral tiene mi hermana
y solo puedo pensar
en la trágica condena familiar:
histerectomías, quistes mamarios
cáncer pulmonar
tumor cerebral
¿qué hay de malo en mis genes?
¡cuando me toque, si me toca
desnudaré la alborada
y vistiéndola de ocaso
amaré la crepuscularidad
de la muerte
que me tocará en suerte
si me tocara......

domingo, 8 de junio de 2008

Pelágica mesa (soneto)

Sardinas, jureles y pargos
danzando; en las aguas azules,
con peces trajeados de gules:
no saben de tragos amargos.


Escualos de dientes muy largos
se sienten seguros curules,
navegan vestidos de tules:
despiertan de ancestros letargos.


Se acaba la celebración;
comienza la carnicería;
la sangre vertida se espesa.


Famélica es esta canción
que agota cualquier alegría
en ésta pelágica mesa.

sábado, 7 de junio de 2008

Universo a modo de fuente o de caldera.

¿Expansión indefinida?
No me cabe en la cabeza
que el fantástico Universo
se transforme finalmente
en un infinito basurero
de enanas blancas y agujeros negros.


Prefiero creer en el Big-Crunch
y pensar que éste cósmico paraje
es la eterna caldera
que nutre de energía
infinitos multiversos
adyacentes, tangenciales
paralelos o perpendiculares.


¡Vamos materia oscura!
¡Delata tu existencia!
Demuestra la abundancia de neutrinos
que trajea el gravitatorio Cielo
como polen de flores plasmáticas
que ionizan nebulosas y galaxias.
¡Muestra ya la altiva densidad de tu presencia!


Así sabremos con certeza
que a la máxima expansión
seguirá una contracción
necesaria e inevitable;
preludio de un Big-Crunch
que asegura otro principio
de un universo cíclico y eterno
a modo de fuente…




Big Crunch: Gran Implosión.

Universos de Universos

Hay Universos de Universos,
adyacentes, perpendiculares,
paralelos, tangenciales
y tal vez colaterales
todos ellos dentro de otros universos
a su vez inmersos
en algún mágico multiverso


Los neutrinos ya son tantos
y tan densos y tan probos
que contraen a las galaxias
preludiando el desenlace
de una inmensa implosión:
Un Big-Crunch inevitable.


Los cuásares y pulsares;
tan lejanos y distantes,
son ajenos totalmente
a este Cielo que habitamos;
y es su luz la que delata
que otros Cosmos les cobijan.


Y es el hombre el que comenta
las incógnitas perpetuas:
¿Cuántos son los subconjuntos
de este Dios omnipresente
que un buen día nos creó?
¿Cuántos son los universos?
Esos cósmicos lugares
de que habla bellamente
el magnánimo soberano
del Reino de los Cielos:
Cuántos son…

viernes, 6 de junio de 2008

Distracciones.

Los médanos de Coro:


Un pez; nada, irreverente
entre las dunas arenosas
de un tórrido desierto tropical.
¡Dónde está la playa!


La nebulosa de Cáncer:


Un ave; vuela, desahuciada
entre el hidrógeno y el helio
de una fría nube de polvo estelar.
¡Dónde está el oxígeno!


Los limbos de la historia:


Un potro; trota, despavorido
sobre las nubes almidonadas
de los equívocos limbos de la historia.
¡Dónde está la verdad!


Epílogo:


El alba; yace, oscurecida
por matices avasallantes de ironía y sarcasmo;
se ha extraviado inútilmente
en los laberintos del subconsciente.
¡En dónde está mi espíritu!

jueves, 5 de junio de 2008

Cáncer de mamas (sonetos encadenados)

I




Descubriste ese bulto de tus senos
y te aterra saber de ese sarcoma;
lobulillos que gimen; ¡ya no es broma!:
te deshaces en llantos y venenos.


Multiplícanse células sin frenos
dañando la bondad de tu redoma;
rojez; que te estremece, cuando asoma
anunciando infortunios nada buenos.


Temerosa, dolida y asustada,
te deprime el futuro neblinoso.
Te entristece el posible desenlace


de tu vida sufrida y angustiada.
¿Aceptar un dolor tan oprobioso?:
-¡Es destino!, no importa lo que pase.


II


Si tan sólo te hubieran prevenido
y con tiempo te hubieses revisado,
ese quiste no habría generado
un sarcoma tan grueso y expandido.


Si tan sólo te hubieran advertido,
si con tiempo hubieses consultado,
ese grano pequeño y descuidado
no te habría; ambos pechos, invadido.


Has ajado una vida lastimada,
devastando el mañana de otra dama:
¡carcinoma asesino y criminal!


Derramando ponzoña envenenada;
amenazas postrarla en una cama
destilando despacio su final.


III


La metástasis cumple su promesa
y los ganglios; infiltra, sin piedad;
nadie osa ya fijarse en la verdad
mas las cartas ya están sobre la mesa.


Al fin; cáncer, entregas tu remesa
sin mostrar compasión ni caridad.
Santo Dios, es tan cruel la realidad
que depreda de tu alma nunca ilesa.


Plañidero desastre concerniente
a toda una familia destrozada
que soporta silente su dolor.


Queda apenas un último aliciente
y es mentirte, buscando la tonada
de alegría que cese tu terror.


IV


Tu familia acompaña tu gran pena,
tus amigos auguran sanación,
los doctores te ofrecen curación,
y aun así, nada de esto te serena.


Te percibes atada a una cadena:
Con químio, cirugía y radiación
destruyese tu noble ensoñación
y te arrastras; sumisa, a una condena.


Mas la muerte; acechando paso a paso,
te descubre optimista y melindrosa
y te impulsa; dolida, hasta su altar.


Vivirías aún, si; dado el caso,
te hubieras sometido (presurosa)
al examen periódico habitual.


Hagamos la grafía de las mamas
y el examen periódico habitual
pues el cáncer demacra nuestras damas
propinando pesares sin igual.